Make your own free website on Tripod.com

EULALIE

 

Yo vivía solo

En un mundo de lamentos;

Mi alma flotaba inactiva;

Hasta que la bella y dulce Eulalie llegó a ser mi candorosa prometida.

Hasta que el áureo cabello de la dulce Eulalue fue el de mo sonriente prometida.

¡Oh!, brillan, brillan menos

las estrellas de la noche

que los ojos de la radiante joven,

y nunca un copo de nieve

que pueda hacer el vapor

con los tintes de la luna de púrpura y perla,

podrá rivalizar con el más modesto y descuidado

buele de Eulalie.

Podrá compararse con la brillante Mirada de Eulalie,

Con el más humilde y descuidado de sus bucles.

El dolor de entonces, la duda de entonces

No volverán jamás,

Pues su alma me anima a respirar

Y a lo largo del día

Luce con brillo y fuerza

Astarté en el firmamento.

Alguna vez levanta hacia ella su Mirada la querida Eulalie.

Alguna ves la joven Eulalie eleva a la misma su Mirada violeta.