Make your own free website on Tripod.com

ISRAFEL

 

"y el ángel Israfel, en quien

las fibras del corazón son un

salterio, y que tiene la voz

más dulce entre todas las

criaturas de Dios."

(EL CORÁN).

En el cielo mora un espíritu

Cuyas fibras del corazón son un salterio:

Ninguna canta tan desatinadamente bien

Como el angel Israfel

Y las veleidosas estrellas (como dice la leyenda)

Cesando en sus himnos atienden el hechizo.

Tambaleándose por encima

En su meridiano más alto

La luna enamorada

Se sonroja de amor

Mientras escucha el rojo fuego

-Con las siete rápidas Pléyades-

hiz una pauta en el cielo.

Y dice el coro estelar,

Dicen los seres suspensos,

Que el fuefo de Israfel

Se debe a aquella lira

Con la cual sentado canta;

Al viviente y trémulo metal

De aquellas cuerdas inauditas.

Por lo tanto tu arte no es equivocado

Israfel que desprecias

Una desapasionada canción;

A ti te pertenecen los laurales;

A ti el laurel, bardo excelso, ¡por más sabio!

¡Vive alegre y largo tiempo!

Los éxtasis del empíreo

Con tu fuego los cotejas;

Tu pesar, tu gozo, tu odio y tu amor

Con el fervor de tu salterio

Pueden enmudecer las estrellas.

Si; el firmamento brilla; pero éste

Es un mundo de dulzuras y de duelos;

Nuestras flores son simplemente flores

Y la sombra de tu perfecto bienestar

Es el brillo del sol para nosotros.

Si pudiera yo habitar

Donde Israfel,

Morar allí, y él donde yo habito,

Tal vez él no cantaría con hechizo supreme

Una mortal melodía,

Cuando una nota aún más osada que aquélla naciese

De mi lira para todo el firmamento.