Make your own free website on Tripod.com

PARA ALGUIEN EN EL PARAÍSO

 

Tú fuiste para mi alma, amor,

Para cuanto mi alma anhelaba,

Isla verde en el mar, amor,

Una fuente y un ara

Enguirnaldadas de hermosas flores y frutas,

Y cada flor fue sólo mía.

¡Oh!, sueño demasiado brillante para durar.

¡Oh!, rutilante esperanza que de la niebla surge.

Pero ¿te nublarás?

Una voz, la del Futuro, grita:

¡Adelante!, ¡adelante! Pero en el Pasado,

(Abismo oscuro), mi espíritu cerniéndose se queda

¡Mudo, sin movimiento, sorprendido!

Pues, ¡ay de mí!;

La luz de la Vida se ha extinguido.

 

Nunca más -no más- no más.

(Ésa es la afirmación del mar solemne

En las arenas de la orilla).

Florecerá el marchito árbol fulminado por el rayo

Y tú, águila herida, el vuelo tenderás.

 

Y todos mis días son éxtasis

Y todas mis noches son sueños

Donde la mirada oscura brilla,

Donde tu paso alegre resplandece

En aquellas danzas etéreas,

Por aquellas Ondas eternas.